¿Intervención en exclusión social? ¿para qué?

Durante años he trabajado como psicólogo en el ámbito de la inclusión social en los Servicios Sociales de varios municipios de Tenerife. En Canarias, como ocurre en muchas otras regiones,el gobierno autónomo ha privatizado de manera tácita la intervención social, sacando a concurso la gestión de los diferentes recursos y proyectos (centros de menores, casas de acogida, comedores sociales o proyectos de inclusión) a organizaciones sin ánimo de lucro, que son las que gestionan. Los proyectos que desarrollábamos – este año no aceptamos la subvención porque no teníamos garantías de que el Gobierno de Canarias llegara a ingresar el dinero – consistían en intervenciones individuales, familiares y grupales dirigidas a evaluar y reducir los problemas formativos y psicológicos que en muchas ocasiones sufren estas personas.

 

En el año 2009 conocí por primera vez el drama de las personas que son desahuciadas y siguen debiendo la hipoteca. Una chica casada, desempleada, procedente de otro país y con dos niños había perdido su vivienda y aún seguía debiendo más de 100.000 € al banco. No sólo le habían embargado su casa, también le habían robado la posibilidad de empezar de cero. Le resultaba muy difícil conseguir trabajo porque a su condición de inmigrante y mujer se sumaba su falta de formación, y si llegaba a alcanzar una nómina, inmediatamente le retendrían una parte para pagar la deuda: estaba condenada a trabajar en negro o volver a su país de origen. Aunque nos había sido remitida para intervención psicológica, su única demanda era que le ayudáramos a buscar alguna solución para librarse al menos del lastre de la hipoteca. Puedo decir con toda seguridad que no necesitaba ningún psicólogo.

 

 

¿Cuál es el papel de un proyecto de intervención con personas en situación de exclusión social? Aunque el propio concepto de inclusión social es muy controvertido, podemos aceptar que estos programas se dirigen a reducir el impacto de aquellos factores que generan desigualdad, favoreciendo la justicia social. En una situación con una baja tasa de desempleo, con posibilidades reales de acceder a recursos de formación y de atención a diversas problemáticas (drogodependencia, violencia de género, recursos de salud y otros), el rol de los profesionales de la inclusión social es muy claro: intervenir para facilitar el acceso a estos recursos con aquellas personas y familias que de una manera u otra tienen dificultades para acceder a ellos. Por este motivo, cada vez tengo menos dudas de que estos proyectos no sirven para nada si no se acompañan de una política de protección social efectiva. Así, ofrecer intervención psicológica a una persona que está sufriendo el drama de un desahucio es como dar antiinflamatorios a quien viene pidiendo ayuda con un puñal en la espalda.

 

Poco se puede hacer si la riqueza del estado no está al servicio de la ciudadanía. Hacen falta políticas de empleo eficaces basadas en la inversión pública. Es necesario que exista una oferta de trabajo para estas personas y que no tengan que preocuparse por los gastos básicos si queremos que la intervención social tenga algún sentido. Nuestro trabajo ha demostrado ser útil cuando va dirigido a aquellas personas que estando en exclusión social o riesgo de padecerla, presentan además necesidades formativas o problemas de tipo psicológico. En este estado de total precariedad, el papel de los psicólogos y educadores en la intervención social queda diluido, y el de los trabajadores sociales se reduce a tramitar ayudas que no llegan y a abastecer de comida y ropa a las personas más desamparadas: pura caridad.

 

Los profesionales de la intervención social debemos exigir que el gobierno revierta inmediatamente su política de recortes y ponga en marcha un plan ambicioso de protección social y desarrollo económico. Tenemos razones morales para ello. Tenemos razones incluso egoístas, ya que en cualquier momento podemos estar también al otro lado de la mesa en una Oficina de Empleo o en los propios Servicios Sociales. Pero además tenemos razones profesionales para ello. Si realmente nos creemos lo de la inclusión social, es imprescindible que demandemos un cambio radical de las políticas que desarrolla en este momento el gobierno español y la Unión Europea. Mientras tanto, seguiremos siendo cómplices de la gran farsa que supone el papel de los Servicios Sociales en medio de esta brutal crisis estafa económica.


5 Respuestas a “¿Intervención en exclusión social? ¿para qué?”

  1. aa noviembre 26, 2012 a 16:24 #

    No lo comparto en absoluto. Todo el mundo necesita apoyo. Los psicólogos dan muchos tipos de apoyo y consejo, no solo hacen psicoterapia.

  2. aa noviembre 26, 2012 a 16:37 #

    No dejes de leer éste artículo.

    http://psicologos-en-la-red.blogspot.com.es/

  3. Loren noviembre 26, 2012 a 17:48 #

    Espectacular artículo Eparquio.
    Y a pesar de parecerme exagerada la comparación: “Ofrecer intervención psicológica a una persona que está sufriendo el drama de un desahucio es como dar antiinflamatorios a quien viene pidiendo ayuda con un puñal en la espalda.” si que estoy de acuerdo que sin esa exigencia político social nuestro trabajo es superficial, banal e incluso frustrante -para todas las partes-
    Un saludo a todos.

  4. aa noviembre 27, 2012 a 9:57 #

    La realidad es la que es, y hay que luchar por cambiarla. Pero para ello, lo primero que debemos hacer es fomentar nuestra labor, darla a conocer, darle publicidad, en vez de echarnos piedras en nuestro tejado. Es como decir que los psicólogos no pueden hacer nada por las personas con enfermedad mental grave, porque es crónica.

  5. virginia capodistrias noviembre 27, 2012 a 12:35 #

    Gracias por el artículo. Lo comparto en buena medida.
    Aunque no lo parezca, los psicólogos no somos los salvadores de la humanidad, tal vez podamos trabajar junto con los pacientes e intervenir dando nuestra opinión en otro tipo de circunstancias, digo, políticas, sociales, etc. Pero de ahí, a resolverlas hay que gestionar equipos de trabajo con gran apoyo del estado. saludos.

Responder:

Gravatar Image

 caracteres disponibles