10 claves básicas para elegir un (buen) psicólogo

Una de las consultas que me hacen frecuentemente es cómo diferenciar a un buen psicólogo de uno que no lo es. Como es sabido, en psicología existen diferentes escuelas, algunas científicas y otras no, algunas con terapias que han demostrado ser eficaces y otras que no. Muchas personas se sorprenden al descubrir que pueden estar pagando sesiones a una persona que está aplicando “tratamientos” que no están reconocidos por ninguna universidad, o acudiendo a consulta con personas que no son realmente psicólogos. Voy a dar diez claves básicas (por eso del gusto que le tenemos a los decálogos) que a mi entender pueden ser útiles para decidir a qué psicólogo acudir y si vale la pena que sigamos en nuestra terapia actual.

1. ¿Realmente es psicólogo?: Puede parecer estúpido plantearlo, pero no todo el mundo que abre una consulta tiene un título oficial de psicología. Sí, esas cosas ocurren. Recuerda que en España no existe la profesión de “psicoterapeuta” o “terapeuta psicológico”. Cuando alguien utiliza estos términos, en muchos casos lo hace porque no tiene la formación necesaria para ejercer de psicólogo. De cualquier manera, la mejor garantía de que esa persona es un psicólogo titulado es que tenga bien visible el número de colegiado de alguno de los Colegios Oficiales de Psicología. Un profesional colegiado garantiza que tiene la titulación necesaria y que se acoge al Código Deontológico del psicólogo (un conjunto de normas de ética profesional. La más conocida es la del llamado “secreto profesional” pero hay muchas más. Puedes consultarlas aquí). La mayoría de los Colegios Oficiales de Psicología tienen directorios públicos de sus colegiados, por lo que no tienes más que entrar en la web del COP de tu zona y consultarlo (www.cop.es, apartado “Colegios”).

 

2. No sólo es necesario ser psicólogo para abrir una consulta: Una vez que has comprobado el número de colegiado, toca saber si tiene formación específica para ayudarnos con nuestro problema. En psicología hay varias especialidades, aunque sólo está reconocida la de Especialista en Psicología Clínica, necesaria para trabajar en la Sanidad Pública pero no en la clínica privada. Para trabajar en la privada hay que tener el título de Psicólogo General Sanitario. Tener ese título a la vista garantiza que la persona ha recibido formación clínica. Para la Psicología Educativa, Neuropsicología o Psicología Jurídica no hay ninguna titulación oficial, por lo que no está de más conocer si ha realizado formación de posgrado en estas subespecialidades (un Experto o Máster, recuerda que el Máster implica normalmente el doble de horas que un Experto).

 

 

3. Infórmate bien sobre el tipo de terapia que realiza: Comprobar que la persona que te atiende tiene la titulación necesaria para abrir una consulta o gabinete de psicología es lo mínimo para no ser víctima de un fraude. El siguiente paso es saber qué tipo de terapia realiza. No todas las terapias han demostrado ser efectivas, por lo que puede darse el caso de que encuentres a un psicólogo titulado que realiza un determinado tipo de tratamiento que no es eficaz para tratar un determinado problema. Seguro que a mucha gente le sorprenderá este punto, pero hay muchos profesionales que por haber recibido determinada formación o por gustos personales eligen realizar tratamientos sin evidencia, lo que supone a mi entender una vulneración del Art. 6 del Código Deontológico, que obliga al principio de “solidez de la fundamentación objetiva y científica de sus intervenciones profesionales”. Si quieres saber qué terapias han demostrado ser efectivas, aquí tienes un resumen de los tratamientos eficaces para niños y para adultos. Si quieres más información, puedes consultar este documento de la UCM. Pregúntale a tu psicólogo qué terapia realiza y qué evidencia hay de que su terapia es efectiva para un problema como el tuyo, cuántas sesiones durará aproximadamente y cómo será el método de trabajo. No te cortes, tienes todo el derecho a tener esta información, y si es necesario, pide referencias sobre el tipo de tratamiento que desarrolla.

 

4. Comprueba si en las primeras sesiones hay una evaluación, un diagnóstico y una propuesta tratamiento: Las terapias con evidencia científica comienzan con una evaluación del problema. Esta evaluación no debería llevar más de tres sesiones salvo excepciones (jamás debe superar las 5 sesiones, y eso debe estar absolutamente justificado. Pide explicaciones). Una vez realizada la evaluación, el psicólogo debe darte un diagnóstico del problema, que no necesariamente será el nombre de un trastorno (un trastorno es un conjunto de síntomas. Cuando una persona tiene todos esos síntomas le damos tal nombre, pero eso no nos da información de las causas que provocaron el problema y los factores que hacen que se mantenga a día de hoy. Por esta razón, muchas veces más que un nombre, el psicólogo te dará un diagnóstico del problema que llamamos “funcional”). Una vez tiene el diagnóstico, vendrá la propuesta de tratamiento. Tienes derecho de saber qué tipo de terapia va a utilizar e incluso a pedirle otras opciones de tratamiento. Asegúrate de que tiene formación en esas opciones (un psicólogo con un Máster en Psicoanálisis probablemente no tendrá la formación ni la experiencia para hacer Terapia de Aceptación y Compromiso, por ejemplo). Si no se cumple este procedimiento, pide explicaciones.

 

5. Número, duración y frecuencia de las sesiones. Pregunta cuántas sesiones serán necesarias aproximadamente. Normalmente, el número de sesiones necesarias para un tratamiento no superará las 20. Si es así, debe estar absolutamente justificado. Pide explicaciones. La duración media de una sesión es de 55 – 60 minutos. Hay terapias que hacen sesiones de 90 minutos. El tiempo de duración de una sesión no es un factor importante en la eficacia del tratamiento, pero en menos de 45 minutos es difícil realizar una terapia en condiciones. En la mayoría de los casos, las sesiones tendrán una frecuencia semanal. En casos excepcionales, y sólo durante las primeras sesiones, se podrá plantear una frecuencia de dos sesiones semanales. Si es así, pide explicaciones. Nos hemos encontrado profesionales que plantean más de dos sesiones por semana. Debes saber que los tratamientos con apoyo empírico no plantean en ningún caso más de dos sesiones semanales, así que si quieres pagarlas es tu decisión, pero eso no implica que el gasto extra se relacione con más eficacia o con resolver antes el problema. 

 

6. Qué NO es un tratamiento psicológico. Frecuentemente nos encontramos en consulta con personas que han ido a otros profesionales. Cuando les preguntamos qué hacían en las sesiones, nos cuentan que dedicaban el tiempo a hablar sobre lo que les pasa, y así hasta que se cansaron de ir. Los tratamientos psicológicos no consisten simplemente en hablar sobre lo que a uno le ocurre. Consiste en que el psicólogo explique cómo surgen las emociones, los pensamientos y los comportamientos desagradables y cómo afrontarlos y desarrollar una serie de técnicas para ello. Un dato importante: la mayoría de las personas se sienten mejor durante las primeras sesiones simplemente por hablar de su problema. No debes confundir ese alivio inicial con eficacia, ya que se disipará pronto. Es más, ir a consulta no siempre implica salir aliviado. A veces hay que enfrentarse a problemas duros para superarlos. Si tienes dudas sobre el proceso, pregunta siempre al psicólogo por qué hace lo que hace. Todo lo que un profesional hace en consulta debe estar justificado por la evidencia científica.

 

 

 

7. Tareas para realizar entre sesiones. La mayoría de las terapias eficaces proponen tareas para realizar entre sesión y sesión. Lo habitual será que te lleves indicaciones sobre cosas que debes hacer o algún registro o cuestionario que rellenar. Este es un buen indicador para diferenciar una terapia eficaz de una que no lo es. Si tienes dudas, pregunta.

 

8. Cómo es la relación psicólogo – paciente: Es lo que llamamos la relación terapéutica. La relación terapéutica no es una amistad, es una relación entre un profesional y una persona que busca ayuda, así que desconfía de los psicólogos que generan dependencia en sus pacientes. Obvia decir que las relaciones sentimentales entre un profesional y un paciente están completamente prohibidas. Es importante que te sientas a gusto con tu psicólogo y que confíes en él. A veces, por muchas razones que no necesariamente tienen que ver con “lo bueno o malo” que es el profesional o la terapia que realiza, uno no se siente a gusto con ese profesional. Si ese es el caso, busca a otro. No tengas problema en cambiar de psicólogo, es algo más habitual de lo que piensas, pero asegúrate de que cumple los requisitos planteados más arriba.

 

9. Tienes derecho a tener respuestas: pregunta, pregunta, pregunta. Tú has elegido libremente ir a un profesional y tienes el mismo derecho a dejar de ir. También tienes el derecho a tener a tu disposición toda la información sobre el profesional, la terapia y los procedimientos. Pregunta al psicólogo todo lo que necesites saber. Si tienes dudas, ponte en contacto con el Colegio Oficial de Psicología de tu zona. Estarán encantados de asesorarte, ya que esa es su función. Si llamas al Colegio para solicitar un profesional, no está de más que aún así te informes sobre las claves que te he planteado en este artículo.

 

10. Ejerce tus derechos. Si consideras que una persona está realizando publicidad engañosa por no tener un título oficial, tienes el derecho a denunciarle. Si consideras que un profesional de la psicología ofrece terapias engañosas, tienes el derecho a denunciarle. Si consideras que la forma de trabajar de un psicólogo no es correcta por alguna razón (la mayoría están recogidas en el Código Dentológico), tienes el derecho a denunciarle. Normalmente, la denuncia se hará en el Colegio Oficial de Psicología de tu zona, y no tiene coste económico alguno. Existe una Comisión Deontológica que se encargará del caso y aplicará sanciones si fuera necesario. Si consideras que el psicólogo ha violado la ley, entonces tienes el derecho a denunciarle también ante la justicia ordinaria. Pero no dejes de hacerlo también ante el propio Colegio Oficial, eso permite a los Colegios saber qué están haciendo sus profesionales y tomar medidas al respecto.

 

Llegados a este punto, y asumiendo que me dejo cosas en el tintero, tienes todas las claves que necesitas para elegir a un buen profesional. Como le dijo Gila al médico cuando le preguntó por los honorarios, “doctor, yo he venido aquí a resolver mi problema, no el suyo”. Espero que te sirvan. Si tienes alguna duda más, intentaré resolverla en los comentarios.

 


106 Respuestas a “10 claves básicas para elegir un (buen) psicólogo”

  1. Blas octubre 26, 2012 a 17:50 #

    Excelente. Muy claro y didáctico. Si una persona que acude a un psicólogo es capaz de hacer todo lo que pones en el apartado tres, no necesita un psicólogo.
    Saludos

    • Laura Cano marzo 19, 2014 a 17:06 #

      Totalmente de acuerdo Blas! Jajajaja!

    • Patricia abril 26, 2015 a 22:11 #

      Te equivocas, si necesita ir a un psicólogo.
      Inclusive los psicólogos pueden necesitar terapia, los psicólogos son también seres humanos.

  2. ELMER octubre 26, 2012 a 18:47 #

    NO COMPARTO COMO PSICOLOGO LO QUE MENCIONAN, SALVO ALGUNAS COSAS, QUISIERA QUE INCLUYAN EL TIPO DE TERAPIA CENTRADA EN LA SOLUCIONES, ESTRATEGICA O TERAPIA SISTEMICA BREVE, NO NECESISTAS TENER UN DIAGNOSTICO, SOLO NOS CENTRAMOS EN LAS SOLUCIONES, Y SI NOS CENTRAMOS EN ALS SOLUCIONES SIN TENER EVALUACIONES, NO FUNCIONARA LA TERAPIA Y SERA ANTIETICA?NO LO CREO REVISEN E INCLUYEN DE ESO,PORQUE YO ME CENTRO EN LAS SOLUCIONES, LEAN Y AVERGIUEN EN ESE TIPO DE TERAPIA QUE DA MAS RESULTADOS QUE LA PERDIDA DE TIEMPO E INFRUCTUOSAMENTE EN PRUEBAS, QUE LA VERDAD NOS HACEN PERDER TIEMPO, DINERO, Y DEONTOLOGICAMENTE EL PACIENTE SEGUIRA EN SU SUFRIMIENTO CUANDO LO QUE SE QUIERE ES LA SOLUCION PERO YA!!!

    • Carlos V octubre 26, 2012 a 19:08 #

      ¿Como sabes que es lo que hay que solucionar? Las soluciones se aplican a los problemas y los problemas se identifican por medio de un diagnostico. Una psicoterapia sin diagnostico es una mera consejeria u orientacion carente de ciencia y objetividad.

      • Laura Cano marzo 19, 2014 a 17:06 #

        Te recomiendo que leas más…

      • Daphne H. Díaz marzo 7, 2015 a 15:22 #

        Te recomiendo que leas “En busca de soluciones” de O’Hanlon. Y sí hay investigaciones hechas que muestran que la Terapia Sistémica Breve Centrada en Soluciones funciona. De hecho tiene la misma eficacia que la Cognitivo Conductual, cualquier revisión de investigaciones hechas acerca de factores comunes te podrá informar mejor sobre esto. Te invito a que lo compruebes tú mismo. Sobre todo porque cuando le pases a alguien un test para diagnosticarle algo y no salga nada claro, ¿qué haces? Seguro que la técnica que le aplicas es la misma con o sin diagnóstico, ¿entonces para qué diagnosticar?No te digo que lo que defiendes es incorrecto, pero al tener 5 años de formación en Cognitivo Conductual he llegado a la conclusión de que alargar una terapia en pos de tener un diagnóstico que no aporta soluciones a las vidas de las personas me resulta antiético.

      • Laura abril 16, 2015 a 23:41 #

        Muy de acuerdo contigo Carlos, existen otros enfoques nuevos y bien fundamentados con los que se pueden tratar muchas de estos trastornos… Esa lista me parece obsoleta (no quiero decir que no de resultados las teorias que mencionan, sino que no esta actualizada)

        • Laura abril 16, 2015 a 23:42 #

          Perdon mi respuesa era para Elmer!

    • Salvador d octubre 26, 2012 a 19:18 #

      Osea, tratas de decir que no importa el problema que tengas? tu terapia la soluciona? como la aspirina que te quita el dolor? no importa en que parte del cuerpo este? me parece muy vago lo que propones y se escucha mas a magia que a un proceso certificado, y cientifico…

      • Agustin abril 1, 2015 a 9:39 #

        Los pacientes no solo nos hablan de las cosas que les han salido mal, las que no han funcionado o sus áreas de competencia insuficiente… también nos pueden hablar de sus capacidades, de sus áreas de competencia y de los intentos de solución, aunque sean poco frecuentes, que SI han funcionado. Entiendo que es a este género de cosas a las que se refiere Elmer y el que quiera informarse antes de juzgar puede encontrar bibliografía amplia y suficientemente justificada;
        Propongo para empezar Mark Beyeback y luego pueden buscar más si le sinteresa.
        Saludos

    • Miguel Blanco octubre 29, 2012 a 13:11 #

      Pregunta (hecha por mi) y respuesta (de Mauricio J. Schwarz):
      P: La psicoterapia sistémica (Bateson, Minuchin, Maturana, etc.), ¿puede considerarse psicología científica o es charlatanería? Sus bases de partida, como el constructivismo y subjetivismo no parecen ser muy científicos.

      R: Sus bases de partida son escuelas de pensamiento. Las escuelas de pensamiento no son variantes científicas, sino filosóficas. Son formas de terapia que parten de la reflexión donde a alguien “se le ocurre” que algo puede funcionar y lo aplica sin ocuparse previamente de validar su ocurrencia experimentalmente.

      En realidad es preocupante, creo yo. No puedes poner en el mercado un miserable jarabe para la tos sin demostrar a) que funciona (es superior a un tratamiento con placebo), b) que está basado en conociientos sólidos de química y fisiología y c) que es seguro (es decir, que sus beneficios son superiores a sus efectos adversos). Pero con sólo tener un título de psicólogo (y a veces sin él, simplemente echándole cara como Jodorowsky) puedes inventarte toda una terapia y dar por ciertas una serie de especulaciones más o menos descabelladas y ponerte a cobrar por atender a personas que sufren. No tienes que demostrar que reduces su sufrimiento, no tienes que demostrar que les das herramientas para evitar el sufrimiento en el futuro, no tienes que ocuparte de si tienen un desequilibrio químico que podría resolverse con un medicamento simple. Les sacudes un rollo de docenas de sesiones cobradas a lo bestia y te compras un coche guapo.

      Y ni la sociedad ni las autoridades, ni siquiera los científicos, hacen ningún escándalo. Total, si el tratamiento no funciona es que el paciente “se resiste” a absorber tu sabiduría.

      • Vanessa Koppmann noviembre 13, 2012 a 14:11 #

        Maturana es doctor en ciencias y ha desarrollado durante toda su carrera profesional argumetos con sólidas bases científicas empíricas, basta leer “el árbol del conocimiento ” para entender el contexto en el que da sus explicaciones.
        Bateson , desarrollo un exhaustivo trabajo de investigación con amplias publicaciones, por ejemplo, “Espiritu y Naturaleza”, donde describe parte de su trabajo y resultados.
        Minuchin por su parte , explora técnicas psicoterapéuticas sistémicas desarrolladas con estudios de casos de familias , publicando lo que hoy se aplica en muchas escuelas de terapia sistemica. En fin , a leer , documentares y después cometar…

      • Laura Cano marzo 19, 2014 a 17:09 #

        Como en los anteriores comentarios creo que deberías leer mucho más sobre terapia breve estratégica y sus fundamentos. Esta es la eterna crítica que se le ha hecho, la falta de sustento científico… y el resto de terapias? Dónde empezaron y en qué radican su eficacia?

      • Agustin abril 1, 2015 a 9:52 #

        Me estoy preguntando de donde sale la impresionante confianza que se tiene o tenemos en general en la medicina oficial … que recambian piezas de un cuerpo a otro con precisión pero que por otro lado no ha llegado a curar por ejemplo el catarro común. Son ciertos los avances dados pero es cierto también el campo al que no llega, las numerosas lagunas.
        Creo que la necesitamos y de ahí nuestras ganas de confiar en ella. Si no confiásemos podríamos encontrar sin dificultad ejemplos para apoyar nuestra desconfianza, pero no lo hacemos para no inquietarnos porque nos tranquiliza poder contar con un experto competente.
        Me pregunto también porque seguimos manteniendo la confianza (ciega?) en la Ciencia oficial. Confiamos en ella como si fuera cierto lo que nos va contando… mientras tenemos la certeza de que estas verdades lo son solo hasta que otro nos demuestra que eran Errores aunque que explicaban muy bien lo que queríamos explicar; Así paso con Kepler, con Copérnico, con Einstein, Con Galileo… y con montones de ellos que demostraron que el conocimiento científico anterior, todo lo que se tenia por cierto no lo era. O no del todo.
        Yo por mi parte me tomo los conocimientos científicos como lo que son: Transitorios hasta que otro Einstein o Hopkins demuestre que “hay otras verdades”
        ¿Es realmente lo CIENTIFICO lo que debemos contemplar como ejemplo?

        • Julio agosto 4, 2016 a 17:25 #

          Totalmente cierto lo que has manifestado. Y agregaría más: tratándose que tanto la medicina como la psicología forman parte de las ciencias fácticas y no exactas, tu análisis es por demás lógico. En todo caso hay muchísimas más cosas que pueden cuestionarse con referencia a lo que denominaste “ciencia oficial”. El tema es no dejar de hacerlo aunque uno no sea ni Einstein ni Hopkins. ¿No te parece?

    • matias septiembre 4, 2016 a 22:45 #

      Para éste debate la única respuesta es la conocida frase que se le atribuye a Platón “sólo sé que no sé nada”. Y es verdad, ya que la mente humana es casi imposible de comprender, porque lo que funciona para una persona puede que no funcione para otra.

      Lo malo es la desinformación que existe con respecto a la salud mental y sus diferentes tratamientos. Además de la cantidad de psicólogos inexpertos, aprovechadores, etc… También la falta de comprensión de lo que le pasa al paciente, derivando en terapias inútiles, que le hacen malgastar tiempo y dinero a los pacientes, y en algunos casos profundizan mas aún su problema.

    • Melissa T septiembre 29, 2016 a 20:01 #

      De todas formas para centrarte en las solcuiones, debes saber las soluciones ya intentadas en un pasado por lo que necesariamente debes retroceder en la experiencia de vida del paciente.

  3. David octubre 26, 2012 a 21:26 #

    Así es lo que debes Desde esta perspectiva debes mejorar es la demanda, queja o problema del cliente. El trastorno X o Y es una construcción corporativista útil para entendernos entre nosotros los profesionales pero que el paciente no refiere, le encasillamos mosotrod. Al principio parece magia pero no lo es y tiene rigor científico. Buscad un video, requiere un cambio de mentalidad en el terapeuta pasar de lo lineal diagnostico – tratamiento ” cada oveja con su pareja” tipo recetario medico a otro paradigma basado en pilares tan serios como la teoría de la comunicación humana, teoría de los sistemas generales, el constructivismo y contruccionismo social de la realidad en el uso del lenguaje. No es infalible y el modelo se ajusta a cualquier escuela y enfoque.
    Saludos

    • Miguel Blanco octubre 29, 2012 a 13:29 #

      Últimamente, cada vez que escucho de alguna persona “cambio de paradigma”, me pongo a temblar (metafóricamente, claro).

      David: las ideas que propones son de tipo filosófico, no son ideas de la psicología. Es más, el constructivismo es opuesto al realismo científico (es decir, el mundo exterior al conocedor existe independientemente de éste y es cognoscible, al menos parcial y gradualmente) o a cualquier intento de hacer una ciencia objetiva y, por tanto, no científico de partida.

      ¿Pueden ser útiles o adecuadas? Eparquio ya comenta que el hecho de que una persona sea escuchada sin ser juzgada, ya comporta un cierto alivio o mejora de sus problemas. Sin embargo, no debemos confundir este hecho con la solución de sus conflictos, algo muy tentador aunque, de nuevo, muy poco científico. Un saludo.

  4. David octubre 26, 2012 a 21:31 #

    Al revés lo que importa es el problema no como lo llamemos nosotros y nos conduzca a un tratamiento standar. Una persona triste porque no supera la muerte de su hermano podemos ponerle el eje que queramos del DSM o CiE pero su problema al resolver es el suyo. A veces las soluciones se parecen mas entre ellas incluso en problemas distintos que en el mismo problema. Las circunstanciad ecológicas y personales varían las clasificaciones las hacen monocordes. El problema es el problema

  5. David octubre 26, 2012 a 21:38 #

    La psicoterapia con un diagnostico tipo DSM es una mera subjetividad de un grupo de señores canosos norteamericanos , se valora la mejora de los síntomas obviamente para los que dicen ” tengo una depresión” les contestaría ” y la ha traído consigo?” es broma pero cosificar es construir según el modelos mental del terapeuta y esto se centra en la persona no en el terapeuta ni en la etiqueta. Ya digo no es confrontación ni ofensa es otra perspectiva cercana a la psicologia positiva aunque se invento antes, similar al enfoque de competencias de rrhh si me permitis el símil y basado en gente tan reconocida como Piaget , Derrida, Foucoult…

  6. David octubre 26, 2012 a 21:41 #

    Por ultimo otra cosa desaconsejable en el modelo es tratar de convencer a nadie ni discutir con colegas….es tiempo perdido que se puede usar para hacer terapia
    Un abrazo

    • Miguel Blanco noviembre 16, 2012 a 13:48 #

      De las discusiones o intercambios de puntos de vista se puede aprender, si hay interés. Sobre todo cuando te demuestran que estás equivocado en determinados posiciones. Calificar como tiempo perdido equivale a no entender qué significa un blog (como éste) que promueve el pensamiento crítico.
      Quizá sería interesante que Eparquio pusiese un aviso similar al siguiente: “ATENCIÓN: EL CONTENIDO DEL BLOG PUEDE HERIR LA SENSIBILIDAD DE LOS DOGMÁTICOS. SE RUEGA SE ABSTENGAN DE ENTRAR LOS QUE CONSIDEREN QUE PIERDEN EL TIEMPO.”
      :-DDDD
      Un saludo.

  7. Irene octubre 28, 2012 a 12:47 #

    Hola, yo no estoy del todo de acuerdo con el punto 5, porque es verdad que en los programas de intervención (por lo menos en los Cognitivo-conductuales) son 20 sesiones de media, pero hay ocasiones o trastornos que pueden suponer menos o más sesiones, según las circunstancias y la problemática a tratar. También depende de la disposición de la persona a realizar cambios y su propio ritmo a la hora de avanzar (que yo creo tb hay que respetar).
    Este punto puede ser una referencia pero tomado al pie de la letra me parece algo inexacto.

  8. David octubre 29, 2012 a 21:46 #

    Hombre Miguel no digas burradas, los que te comento son pilares fundamentales de la psicologia básica, decir que Piaget o Vigotsky o los estudiosos de lenguaje ( construccionismo del lenguaje) sus implicaciones para las funciones básicas ya digo del lenguaje, memoria, percepción, motivación…. Y sus repercusiones no solo en el campo de la psicoterapia sino de la psicologia educativa, la evolutiva con los trastornos del desarrollo …Son filosofía?… Donde te licenciaste en Walden 2?
    Madre mía….yo dejo el tema si queréis aunque ya digo menos blog, programas de la TVE y discusiones estériles y mas pacientes que la bisoñéz ( todos lo hemos sido alguna vez) si no se asume es un peligro.
    Veo algunos que con una licenciatura, un masterito continuista de la facultad sin supervisión ni un minimo de pacientes y dos o tres intervenciones publicas panfletarias se atreve con todo…. Suerte ( sobre todo a los pacientes)

    • Lucia octubre 29, 2012 a 22:13 #

      No se por dónde empezar. Brevemente, hay mucha gente que acude a privada que no pide diagnóstico, tu lo haces pero no tienes porqué decírselo, te recuerdo amigo que a eso se llama patologizar, otra cosa es que lo quieran saber, que por mi experiencia, en su mayoría, lo único que quieren es solucionar el problema, no una etiqueta. Te recomendaría que te dieras una vuelta por las federaciones españolas como la FEAP, FEAT, FEATF… etc asi como otras europeas, dónde única y exclusivamente se otorga el título de psicoterapeuta a psicólogos con algún tipo de máster o especialidad/postgrado. Por los másters que he hecho, y que me han machacado la cabeza con estadísticas, no está demostrado que de los enfoques científicos, sean distintos unos que otros, cada uno tira para su barrio con obscilaciones nimias, existen miles de estidios, no sólo los que presentas aquí, y de universidades, porque al ser científicos, todos funcionan. Muchos psicoanalistas se te tirarían al cuello al leer lo de las tareas(que no lo soy, soy terapeuta familiar sistémica entre otras cosas), lo harían tb al leer lo del número de sesiones, los días de evaluación…en alguna rama del psicoanálisis es muy normal que lo habitual sean dos sesiones o incluso tres las que se acuden por semana. Es una pena que para alguien que se da cuenta de este tema, informe mal a la gente…aunque hay cosas que sí que estoy de acuerdo contigo. Saludos

      • Miguel Blanco octubre 30, 2012 a 11:13 #

        El psicoanálisis es una pseudociencia. Sus postulados han resultado ser falsos o incomprobables: superego, inconsciente freudiano, complejo de Edipo, complejo de castración, etc. Puede gustarnos este planteamiento o puede darnos urticaria, pero desde el punto de vista científico está todo dicho.

        Otra cuestión es la eficacia de este método. Aquí los pocos estudios que se han hecho también corroboran que esta terapia sólo es eficaz para los terapeutas (psicoanalistas), que se ganan muy bien la vida.
        El que quiera pruebas de lo que aquí planteo, le dejo la siguiente bibliografía: “Las pseudociencias ¡vaya timo!” de Mario Bunge; “El psicoanálisis ¡vaya timo!” de C. Santamaría y A. Fumero; los artículos de Carlos J. Álvarez Glez, los artículos de Ramón Nogueras.

        El psicoanálisis es una creencia que se desarrolla aislada del grueso del conocimiento científico y sin ningún contacto con éste.

        Un saludo.

        • Lucia octubre 30, 2012 a 22:11 #

          El psicoanálisis es uns pseudociencia??? Y porqué entonces se estudia en las facultades de Psicología?

          Que risa…

        • Carlos V noviembre 1, 2012 a 6:19 #

          El que se estudie en las facultades de psicología convierte al psicoanalisis en ciencia, que clase de argumento es ese?????

        • Miguel Blanco noviembre 5, 2012 a 13:24 #

          Este argumento es el mismo que utilizan las cátedras de homeopatía para autojustificarse: “si se enseña en la Universidad, ya es científico”.

          Pues no. El hecho de que algo pueda “enseñarse” en la Universidad NO de da automáticamente el status de científico.

          Para no extenderme más (que ya lo he hecho mucho, hasta el punto de ser tachado como charlatán por alguien de este foro) remito al que quiera más detalles de mis argumentaciones a la “Lista de la vergüenza”, (buscar así en Google). Allí veremos la cantidad de pseudociencia o anticiencia que invade algunas universidades de España.

          Salud y pensamiento crítico. No todo lo que nos cuentan es verdad.

        • JORGE LUIS noviembre 23, 2012 a 4:52 #

          Psicoanálisis sirve claro que si pero para ello hay que especializarse no solamente basasrse en el curso llevado en la universidad… Ser psicólogos es tener la mente abierta al mundo reconozco muchos de los puntos difundidos por Epicardio como aplicables a la realidad de mi país Perú, pero también hay casos en lo que se debe tener reservado el diagnostico del paciente y tampoco brindarle muchos roles de poder asi como un psicópata puede terminar dominando a un psicólogo con problemas emocionales,este tipo de diagnositocquizas podría ser aplciado en una entidad educativa para aplicar relación alumno, padres y maestro como directivos, en empresas laborales y etc aquellas que necesiten ser medibles, para terminar incluso hasta la liberación por la pabra es suficiente para mejorar la ansiedad producida por la represión… bueno eclente aporte por cierto lo leere y estudiare más de hecho hay que mencionar que somos culturas y ambientes diferentes y que también no hay que dar por malo otros métodos, quizás hasta que por nuestros propios medios nos demos cuenta que hemos cometido un error.

        • Jose junio 25, 2016 a 20:28 #

          Una ciencia se basa en lo observable, medible y cuantificable. El objeto de estudio del psicoanalisis es la mente la cual no tiene las caracteristicas antes mencionadas, sin embargo, que no podamos medirla ni observarla no quiere decir que sea una “pseudociencia” ya que del psicoanalisis emergen sus contrapartes o como la Gestalt que abarca mucha terminologia del psicoanalisis. Deberias leer más antes de emitir juicios tontos como el que acabas de dar.

      • Blanca Armijo octubre 31, 2012 a 10:19 #

        Subscribo 100% este comentario. Además añadiré que en dichas Federaciones (FEAP por ej) hace ya muchos años y también a través del colegio de Psicólogos recientemente, existe la acreditación como Psicoterapeuta que regula con unos criterios muy concretos y por cierto exigentes la profesión de Especialista en Psicoterapia o Psicoterapeuta. Por tanto, respecto al primer punto de este artículo, los que nos llamamos a nosotros mismos psicoterapeuta no lo hacemos desde luego por no tener el título de psicólogos sino porque de hecho lo somos y nuestro esfuerzo en formación, supervisión profesional y experiencia demostrada nos ha costado.
        Me parece importante que los pacientes puedan estar seguros de ser atendidos por buenos profesionales y pedir las acreditaciones que sean necesarias, pero hay que informar bien (al menos nosotros).
        Gracias

      • Agustin abril 1, 2015 a 10:03 #

        Hola Lucia, estoy de acuerdo contigo y entiendo que la terapia es algo que hago a medias con los pacientes. no es algo que hago yo solo…. por eso me resulta imposible comprometerme de inicio a un numero concreto de sesiones o duración de un trabajo que va a hacer en buena parte otro que no soy yo y al que, cuando viene, no conozco; Realmente puedo saber de antemano cuanto tarda otro en aprender, en cambiar…? Bastante si puedo saber cual es mi propio ritmo¡… y eso contando con que no haya cambios en la demanda.

    • Miguel Blanco octubre 30, 2012 a 11:26 #

      Antes de todo, aclararé que no soy psicólogo, aunque ésto no tiene relevancia ni me impide expresar mi opinión, fundamentada en pruebas y en el conocimiento científico.

      ¿Cuáles son las “burradas” que he dicho?

      En lugar de hacer falacias ad personam o ad verecundiam u hombres de paja, debes aportar argumentos a tu razonamiento. Yo no menciono en ningún momento CONSTRUCCIONISMO sino CONSTRUCTIVISMO.

      He tenido estas discusiones con varios psicólogos eclecticos o sistémicos, y acaban llegando al punto de partida: relativismo absoluto, constructivismo, dualismo (cuerpo y alma o mente separados) y subjetivismo, básicamente. Es decir, la mezcla básica para hacer cualquier cosa menos ciencia.

      Un saludo.

      • ana febrero 2, 2016 a 19:17 #

        La ciencia es un intento de explicar el mundo, pero no puedes intentar encajar el mundo en la ciencia… Si algo no está probado científicamente no significa que no exista, solo que no está explicado.
        Por otro lado, hablas de los medicamentos y los experimentos que se hacen. Hasta lo que yo he vivido y experimentado, los medicamentos tienen más efectos de aquellos para los que se diagnostican, de ahí que las farmacéuticas pongan todo tipo de posibles efectos secundarios en el prospecto y así se cubren el culo. Estamos hartos de ver como ilegalizan medicamentos porque no son seguros y sin embargo, hasta entonces se han estado tomando como gominolas.
        Me parece muy adecuada la frase que es publicado arriba, sobre la sensibilidad de los dogmáticos. Ciertamente, tu actitud me parece dogmática, si algo ayuda a la gente a superar sus problemas, aceptémoslo, lo que está claro es que no nos podemos quedar en el sistema cognitivo-conductual porque tiene más agujeros que un colador.
        La ciencia no es un compartimento estanco, donde no entra nada más, de hecho la verdadera ciencia siempre está cambiando porque si pudiéramos (que no lo sé), tardaríamos infinito en llegar a un conocimiento absoluto. Si no variase la ciencia moriría.

  9. Lucia octubre 29, 2012 a 22:16 #

    Hay que ser ecléctico y estudiar varios enfoques distintos! Y hay que dejar de desacreditarnos entre nosotros! que esa es la mayor tara dentro de la psicología!

    • Miguel Blanco octubre 30, 2012 a 10:57 #

      El eclecticismo es la solución para el que no tiene las ideas claras. Quizá sería mejor que primero se informara, reflexionara y tomara decisiones. El eclecticismo sería un buen ejemplo de lo que se llama pensamiento desordenado.

      Un saludo.

      • Lucia octubre 30, 2012 a 21:58 #

        jajaja…buena respuesta para una persona que no ha estudiado una carrera y habla de ella como de comer pipas… si señor, ya no pierdo más el tiempo entonces… :)

  10. Jesús octubre 30, 2012 a 9:36 #

    Buen artículo divulgativo, lo sazonaba con la opinión de Irene y con la de Lucía (menos el par de líneas finales de su primer mensaje).

  11. eparquio
    eparquio octubre 30, 2012 a 11:56 #

    Muchas gracias a todos/as por los comentarios. Quiero aclarar una serie de cuestiones sobre lo que han planteado que me parecen interesantes. Los tratamientos que aparecen como eficaces en los enlaces son publicaciones de la revista “Papeles del Psicólogo” que edita el CGCOP y la Guía Rápida de Tratamientos Psicológicos con Apoyo Emprírico publicada por la UCM, que además resumen las propuestas de cuatro entidades diferentes. Yo ahí ni incluyo ni saco terapias.

    Teniendo en cuenta que no sabemos por qué funcionan las terapias psicológicas, lo que responde a los hallazgos de que aproximadamente el 80% de la varianza se debe a factores inespecíficos (y el otro 20% al modelo de terapia en sí) se encuentra cierto grado de éxito en casi todos los acercamientos terapéuticos, y sin embargo los tratamientos cognitivos y los conductuales siguen siendo los que alcanzan mayores tasas en casi todos los trastornos. Sobre el tema de los trastornos en sí, ya he hecho una crítica en otro artículo de este blog. Soy muy crítico con la patologización de la normalidad y con el uso de diagnósticos para justificar atención clínica, y eso incluye poner en tela de juicio que la eficacia de los tratamientos se establezca a partir de ciertas categorías. Pero también hay que decir que cualquier modificación de las variables o criterios a medir para evaluar la eficacia de los diferentes tratamientos deben ser medibles y comparables entre terapias, y hasta ahora no se ha planteado una alternativa, así que tendremos que seguir hablando de eficiacia sobre esos cuadros de consenso hasta que alguien proponga algo mejor (que por cierto, debería ser más temprano que tarde).

    La terapia sistémica, la cuál conozco bien, parte de unos supuestos no avalados empíricamente. Eso no se le oculta a nadie. Pero el problema no está sólo ahí, puesto que si utilizamos el criterio de eficacia basada en la evidencia, podrían incluso demostrar que son efectivas para tratar problemas psicopatológicos, algo que hasta ahora en el mejor de los casos y en solamente en algunos cuadros ha conseguido ese apoyo, como el caso de la esquizofrenia. Faltan datos para asegurar que la terapia sistémica es efectiva en otros trastornos. En otro orden de cosas, existen federaciones de terapeutas sistémicos y de familia que utilizan el término psicoterapeuta precisamente porque muchos máster de sistémica admiten a alumnos/as no titulados en psicología, con lo que no podrían abrir un centro psicológico propiamente dicho. En este caso, al igual que en otros, decir que se es “psicoterapeuta” no es decir que se tiene un título en psicología, y además confunde a la gente. A mí la palabra no me desagrada, pero no puedo justificar su uso fraudulento.

    Sobre el número de sesiones, he planteado unas 20 sesiones de media, no como tope absoluto. Lo que he escrito es que cuando las intervenciones se alargan más de 20 sesiones tiene que estar justificado, y el paciente tiene derecho a pedir explicaciones. Supongo que estarán de acuerdo conmigo. Es verdad que hay terapias psicoanalíticas que plantean una asistencia incluso diaria, y me reafirmo en que eso no ha demostrado ser más efectivo para el paciente, aunque probablemente sí para el bolsillo del psicoanalista. Por otra parte, el psicoanálisis es una terapia que tampoco ha demostrado ser efectiva más allá de algunos componentes muy concretos y dentro de una terapia cognitiva en depresión, y eso sin entrar en que sus postulados son absolutamente pseudocientíficos.

    Estamos lejos de conocer bien los factores que influyen en la eficacia terapéutica, y tendremos que convivir con varias escuelas durante un tiempo, pero la tendencia a mi entender debería ser una terapia que vaya en consonancia con los conocimientos sobre el funcionamiento de la conducta que nos aportan otras áreas de la Psicología como la Experimental o la Neuropsicología. Eso no significa eclecticismo, ya que como comento en el artículo, no creo que un psicólogo formado y experimentado en un modelo de terapia esté lo suficientemente preparado para hacer otra, aunque las dos hayan demostrado ser eficaces.

    Amigos, más temprano que tarde tendremos que dejar de defender las terapias como una torre en la que nos posicionamos porque nos gusta esa terapia concreta o porque nos hemos formado en ella, aunque con el tiempo “nuestra” terapia no demuestre ser tan eficaz o se encuentren métodos más efectivos. La apuesta por la evidencia no puede depender de gustos personales.

    Saludos y muchas gracias a todos/as.

  12. David octubre 30, 2012 a 13:21 #

    No conocer los estudios no significa que no los haya. Miguel seas psicólogo o no ( no me importa mucho) deberías ser mas prudente en tus declaraciones, decir que el constructivismo no es científico ni psicologia cuando tenemos una batería de pruebas estandarizadas y contrastadas experimentalmente en todas sus “validezes” para evaluar e intervenir basadas en la teoría de Alexander Luria es una burrada. Negar el uso de pruebas y programas ( validados experimentalmente) basados en la teoría de Piaget en cuanto a las dificultades en el desarrollo evolutivo (reversibilidad, seriacion para el concepto de numero, secuencia y calculo) que llevan a dificultades escolares y académicas es una barbaridad. Decir que Maturana no es científico (doctor en la universidad de Harvard y propuesto para premio Nobel de biología entiendo que sobre la base de un método científico supongo yo, por su trabajo biológico-constructivista sobre el conociendo del mundo a través de la percepción no objetiva sino ligada a la construcción subjetiva ( anatomía mediante pero plástica no predeterminada) ligada al observador… Es para temblar.
    En cuanto al psicoanálisis ( que no lo soy) destacar los estudios que relacionan dificultades en el vinculo con “trastornos de personalidad” con pruebas validadas como el PBI, el estudio científico y validado por la comunidad cientifica de la fase de negación en algunos procesos de duelo como curso normal que puede patologizarse y cuyo origen sin saberlo muchos quizas se encuentra en los mecanismos de defensa freudianos o los trabajos experimentales de Dolto en cuanto a la crianza y vinculo basados en ilustres científicos como Lorenz…. No se un poco de rigor y seriedad, cuando yo estudiaba los ” conductistas radicales” se mofaban de cognitivos como Ellis o Eysenck ahora años después por interés corporativo y evidencia de lo que sino rozaría el esperpento los veneran.
    La sistemica tiene muchas escuelas, algunas muy comporta mentalidad que sonrojarían al mismísimo Skinner, otras mas psicoanalíticas, otras familiaristas de las fatrias de hermanos o familia de origen…. En todo caso es en meta- modelo cada vez mas integrador y con una corriente muy importante ( precisamente muy presente en España con el llamado grupo Salamanca) interesado en la validación experimental no solo de técnicas sino de metodologías y principios teóricos
    Para acreditarse como terapeuta familiar la FEATF actualmente solo reconoce a psicologos y psiquiatras, el resto se acreditan como experto en intervenciones sistemicas.
    Para acabar un porcentaje abrumador de psiquiatras y psicologos de la sanidad publica son psicoanalistas y/ Sistemicos teniendo en cuenta el largo recorrido académico, cientifico e investigador de estas personas y del sistema sanitario quizá muchas universidades se lo tienen que hacer mirar….
    Saludos

    • Miguel Blanco octubre 30, 2012 a 15:10 #

      David, de nuevo recurres a la falacia del hombre de paja: criticas cosas que yo no he escrito. El constructivismo tiene varias acepciones: filosóficas, matemáticas, psicológicas, didácticas, artísticas, etc. Mis argumentos se refieren al constructivismo epistemológico. Así, estoy plenamente de acuerdo con M. Bunge (y en desacuerdo con el constructivismo) en que la realidad puede ser estudiada y conocida de forma objetiva, así como que este conocimiento es falible y mejorable. Te recomiendo el vídeo de Bunge (uno de los más grandes filósofos contemporáneos) sobre el constructivismo en el siguiente enlace: http://www.youtube.com/watch?v=Z3ihBSApFvw

      Yo no he escrito que Maturana no sea científico, esto es otra falacia de hombre de paja. Lo que he escrito es que las psicoterapia sistémica de Maturana (et al.) NO parte de postulados científicos, algo que Eparquio confirma en su respuesta al decir que no están avalados empíricamente. No dudo en ningún momento de la formación de Maturana como científico, sino determinadas ideas. Así, hay científicos que se han pronunciado de manera nada científica sobre determinados asuntos, entre los que podríamos destacar determinadas teorías pseudocientíficas de S. Hawking. Si tiemblas es que no has entendido (quizá porque no has querido) mis argumentos.
      En cuanto al psicoanálisis, no tengo nada más que añadir a lo anterior y a lo aportado por Eparquio, que sí es psicólogo y gran entendido en el asunto.
      Por lo que se refiere a la sistémica, también me conformo con lo ya indicado y las aportaciones de Eparquio.
      Y en el último punto, vuelves a caer en la falacia de la apelación a la autoridad cuando citas el “largo recorrido” de psicoanalistas y sistémicos. La medicina china se lleva practicando durante siglos, pero eso no nos dice nada de su eficacia en los tratamientos. Eso se demuestra con pruebas.

      Un saludo.

    • Lucia octubre 30, 2012 a 22:05 #

      Totalmente de acuerdo contigo.

      • Lucia octubre 30, 2012 a 22:20 #

        (Va por David)

        • Miguel Blanco noviembre 5, 2012 a 13:33 #

          ¡Qué desilusión! Yo que pensaba que te había convencido…

          Un saludo.

  13. David octubre 30, 2012 a 13:46 #

    Sobre la subjetividad de los modelos y la objetividad/ positivismo de la ciencia citar ya fuera de la psicologia Heisenberg ( ilustre científico como físico) dice en su teoría que el investigador no solo no esta aislado de los fenómenos que estudia sino que les afecta/ influye y se ve afectado e influido. La objetividad del dato solo podrá entender reproducible en el contexto de una comunidad científica que comparta presupuestos, hipótesis y conceptos.es el observador quien con su método fuerza a la naturaleza a revelar una y no otra posibilidad, así lo que nosotros observamos no es la naturaleza en si sino la que queda sujeta a nuestro método de investigación, una ciencia objetiva separada del hombre es una ilusión ( Heisenberg 1954)
    Saludos

    • Miguel Blanco octubre 30, 2012 a 15:25 #

      David, en cuanto a Heisenberg y las citas suyas a las que te refieres, se circunscriben y centran en la física cuántica y la interpretación de Copenhague, una interpretación positivista (subjetivista). Un vez más, te aconsejo que leas a M. Bunge, que dedicó varios años de su vida a eliminar las ideas positivistas (filosóficas) de la física cuántica:

      Bunge, Mario (1967b): Foundations of Physics. Berlin, Heidelberg: Springer-Verlag, xii + 311 pp.

      Bunge, Mario ( 1967a): Quanta y Filosofía. Crítica, I (3) pp. 41-64.

      Un saludo

  14. David octubre 30, 2012 a 21:01 #

    Esta bien el discurso socrático que usas Miguel de centrarse en la forma del mismo y no en el fondo para desacreditar el interlocutor y por osmosis el discurso…. A traves de un donde dije digo….Una forma ingeniosa de estirar la dialectica cuando no se sabe o no se quiere hablar de un tema pero se quiere mantener el discurso, yo creo que en lo escrito por mi parte esta la respuesta, cuando dejes de dar vueltas sobre ti mismo, como el perro que quiere morderse el rabo sin saber que es el suyo si quieres seguimos debatiendo.
    En el mundo postmoderno se llama mirar al dedo cuando te señalan la luna
    Saludos

  15. David octubre 30, 2012 a 21:02 #

    Bunge es un charlatán ( en el sentido positivo )….no me lo sitúes a la altura de Heisenberg por favor

    • Miguel Blanco octubre 31, 2012 a 7:44 #

      Vuelves con la falacia ad hominem: “Bunge es un charlatán”.
      Sólo pido pruebas.
      Tu discurso no se sostiene, te falta honestidad intelectual.
      Un saludo.

    • Miguel Blanco octubre 31, 2012 a 7:50 #

      Creo que te estás confundiendo: te miras en mí. ¿No estoy entrando en el fondo porque pido pruebas y te demuestro que tus argumentos son erróneos, y que te falta “juego limpio” en ellos por recurrir sistemáticamente a falacias?

      Por favor, deja de usar lugares comunes, frases hechas y usa razonamientos y muestra pruebas. De lo contrario, no estás respetando las reglas del juego.

      Por mi parte, creo que ya se ha debatido lo suficiente para dejar claro los puntos de vista.

      Un saludo.

  16. David octubre 30, 2012 a 21:46 #

    Respeto a Esparquio como colega de profesión y porque en mi modesta opinión segun le leo tiiene empuje y talento. Yo tambien soy psicólogo ( de lo que estoy personalmente orgulloso aunque ecologicamente modesto sobre mi capacidad para ayudar) pero dentro de ese orgullo y modestia creo que algo de lo que hablo se.
    Aunque suene infantil a ” y yo mas” después de la licenciatura con una formacion de postgrado de 4 años ( 2350 horas) mas otras que he realizado ( otro Master y otro postgrado) unas 1500 horas de formacion complementaria, 15 años trabajando en intervención social ( haber realizado unas 8000 entrevistas de intervención), coordinar un programa a 23 profesionales, una guía , un articulo, 6 años compaginando esta actividad con la consulta privada ( 90 casos que suman unas 700 sesiones de psicoterapia al margen de las 100 supervisadas en el postgrado) y 35 talleres impartidos a profesionales …., pues con todo esto no es mucho comparado no ya con los terapeutas “gurus” sino con centenares de terapeutas cotidianos que pululan por España con bagaje impresionante… Un poco de respeto a la persona y al discurso toda la leña que se quiera, al menos el mismo que yo tengo por los demás colegas y modelos
    Saludos

  17. David octubre 31, 2012 a 8:25 #

    Las frases hechas las haces tu ” adhominem” y silimares y demás abstracciones ” he hablado con muchos psicologos”, ” el constructivos existen…”, ” la psicologia es….” reflejando te tu en el espejo de lis profesionales de la psicologia.
    Las pruebas las tienes en mis párrafos con los autores, los articulos con los estudios estan publicados, los estudios y aplicaciones practicas y útiles a la vida académica, profesional lis tienes un par de parrafos mas arriba
    En cuanto a la prueba de que Bunge es un charlatán , la prueba eres tu , te parece poca evidencia?
    Yo acabo Miguel a partir de ahora solo te leo y te escucho ha sido un placer forcejear contigo
    Saludos

    • Miguel Blanco octubre 31, 2012 a 10:52 #

      Gracias por todo. Me he reído mucho con tus chistes.

      Un saludo.

  18. Jorge Campo octubre 31, 2012 a 9:04 #

    Me temo que el artículo, si no abre la caja de pandora (que yo diría que sí), sí permite muchas apreciaciones a cada uno de los puntos.

    Por ejemplo, en los dos primeros, indicaría que ciertamente la existencia de un título y hasta el estar colegiado (hmmm, reconozco que me cuesta incluir esto último) aumentan la probabilidad de que el tratamiento sea más adecuado que en otros casos.
    Sin embargo no diría que la inexistencia de un papel y un carnet signifiquen automáticamente mala praxis, desconocimiento, etc. Se trataría más bien de un grado de probabilidad.

    Otros aspectos controvertidos se refieren obviamente a las escuelas psicológicas y su grado de evidencia.
    Por tomar el caso de la psicología cognitivo-conductual, algunos argüirían que ya el mismo nombre resulta redundante, o que en realidad utiliza metodología conductual y que sería esta la que resulta efectiva. Entraríamos en este y otros muchos ejemplos en debates conceptuales, estratégicos, etc., de largo recorrido.

    Un aspecto también abierto a crítica sería el uso o no de la terminología médica, es decir el uso del modelo patológico como pertinente o no a la terapia psicológica.
    Por ejemplo, el uso del término “diagnóstico”, sería criticable según qué corrientes, las cuales indicarían que utilizan más bien hipótesis que se han de poner a prueba y en el caso de no resultar efectivas, variar algún aspecto de la actuación.

    El mero uso del término “terapia” también está abierto a crítica. Se podría indicar aquí que este término pertenece al ámbito médico y que aquí sobraría. Seguiríamos aquí con el debate conceptual en cuanto a un modelo que considere o no la conducta como hecho patológico.

    Otras corrientes son aquí indicadas por otros comentaristas que también tienen algo que decir al respecto. Podríamos asirnos a si la psicología tiene o no que adscribirse a la metodología científica y sobre todo a la evidencia de resultados.

    Sin embargo, esto que en un principio parece obvio resulta debatible y tiene sus luces y sus sombras. Por ejemplo, ciertos paradigmas sólo asumen N=1 con un sujeto cambiante funcionalmente a cada momento. Una visión así, se acepta a regañadientes entre ciertos ámbitos científicos.

    En suma, las claves de elección de un psicológo, en realidad reflejan en mi opinión un debate soterrado aún irresuelto sobre la psicología como ciencia y si esta es posible como tal o acaso no resulte siquiera deseable.

    Con todo, es de celebrar artículos así que se abren al debate. Sería oportuno que este debate no se realizara desde las trincheras del paradigma de cada uno, pero esto también resulta difícil de evitar.

    Un saludo

    • Miguel Blanco octubre 31, 2012 a 13:29 #

      A Jorge Campo. Tus puntos de vista son interesantes. Quiero hacer algunas puntualizaciones. No debería haber ninguna duda en cuanto a la cientificidad de la psicología: ésta es científica, aunque quizá cabría hacer alguna matización en tanto que ciencia no exacta, quizá al igual que la medicina. Es decir, entiendo que el comportamiento de las personas (o la salud, respectivamente) no está sometido a unas leyes tan rígidas como las leyes de Newton, por ejemplo.

      Otra consideración, de tipo filosófico, es que la ciencia es la mejor forma de adquirir conocimiento, la que más nos aproxima a la realidad objetiva.

      Si un psicólogo u otro profesional no respeta los dos puntos anteriores (aunque no de manera exclusiva, puesto que hay más principios), ¿qué lo diferencia de un vidente, astrólogo o similar? Ellos tampoco se adscriben a la metodología científica y la evidencia de resultados, ni les preocupa demasiado puesto que son anticientíficos o pseudocientíficos.

      En cierta ocasión necesité y acudí a un psicoterapeuta sistémico, aunque yo no lo sabía ni tenía idea de las diferentes escuelas, sus paradigmas, bases de partida, etc. Tampoco fui informado, y por el comentario de Eparquio, tendría que haber recibido esta información.

      Algo que capté en seguida fue que el (la) profesional hizo varios comentarios muy dogmáticos e incuestionables, que me sonaron a psicoanálisis y autoritarismo mezclados por igual. No volví a más sesiones, y si hubiese leído este blog, no hubiera ido ni a la primera. Con esto no quiero decir que la psicoterapia sistémica no sea eficaz. La demostración de su eficacia corresponde a los psicólogos. Quiero decir que en mi caso no me sentí a gusto ni pensé que me fuera de utilidad, por no mencionar el elevado coste asociado.

      Un saludo.

  19. Jorge Campo octubre 31, 2012 a 15:40 #

    Hola Miguel,

    creo que como bien indica Emilio Ribes, habría que hablar de psicologías en plural ya que las diferencias son tan importantes en cuanto a su concepción que no queda otro remedio.

    Hay que notar que incluso el mero hecho de plasmar cual es el objeto de la psicología, no consigue el acuerdo de todos.
    De hecho en la terminología, la apelación por ejemplo a “la conducta” difiere en cuanto a su significado.

    En base a estos y otros hechos me resulta complicado de hablar de LA psicología (con mayúsculas) como ciencia.

    Creo interesante añadir un enlace a uno de los artículos de Emilio Ribes en el cual se hace un análisis, para mi gusto excelso, de la psicología como ciencia. Espero que resulte de vuestro interés:

    http://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=2&cad=rja&sqi=2&ved=0CC4QFjAB&url=http%3A%2F%2Fwww.revistamexicanadeinvestigacionenpsicologia.com%2Findex.php%2Fvolumen-1-numero-2-diciembre-2009%3Fdownload%3D145%253Ala-psicologi-a-como-ciencia-ba-sica.-cua-l-es-su-universo-de-investigacio-n&ei=2jaRUKycGIfCswaqs4HwAw&usg=AFQjCNFuT6cewYNmbM9yZkzxqrr512gN0A&sig2=CWk2lB7OrQo8ZUycQNPPNQ

  20. Miguel Blanco octubre 31, 2012 a 17:34 #

    http://www.infocop.es/view_article.asp?id=2013

  21. Carlos V noviembre 1, 2012 a 6:53 #

    Como varios colegas mencionan con anterioridad…las opiniones, gustos y preferencias dejémoslas para una charla de café, en un debate solo caben argumentos sustentados racionalmente. Las emociones nos desvían del principal objetivo de la ciencia de develar y descubrir la verdad y no inventarla o interpretarla a como cada quien le parezca.

    Un artículo o ´´investigación´´ no es necesariamente evidencia, se requiere objetividad. Por otro lado 30 o 40 años de experiencia en algo no necesariamente es sinónimo de eficacia, también pueden ser 40 años de cometer los mismos errores.

    Cada abordaje terapéutico más allá de estar bien o mal, resulta que es parcial, necesitamos abordajes integrales que abarquen las distintas dimensiones de la persona de forma unificada, interconectada y coherente. El todo es más que la suma de las partes. Saludos!

    http://www.holoxtalent.com/apps/blog/el-modelo-integracionista

  22. Jose Aizpurua noviembre 7, 2012 a 15:27 #

    Lo que más llama la atención es que cada cual defiende una bandera y la suya es la científica, cuando lo que vale es la experiencia personal y profesional como psicoterapeuta, titulación validada por Europa con la que se pretende que sirva como criterio mínimos de validez para ejercer con profesionalidad. Aunque el número de horas (criterios cuantitativos)de trabajo personal y formación práctica no nos asegura una mentalidad investigadora ni el desarrollo de una actividad científica y que además, eso puede darse en cualesquiera de las corrientes de la psicología si el trabajo personal y de supervisión realizado es suficiente e implica al desarrollo personal del terapeuta-psicólogo.
    Aquí presento los criterios que la AETGestalt tiene y que son más de lo que otras corrientes piden a sus miembros PARA SER PSICOTERAPEUTA (MIEMBRO DE LAS F.E.A.P.)

    AUNQUE SEAN MUCHAS LAS MOTIVACIONES PERSONALES Y LOS INTERESES PROFESIONALES DE LAS PERSONAS QUE SE FORMAN EN TERAPIA GESTALT.(Educación, trabajos sociales, artísticos, etc)
    Quería comentaros que la A.E.T.G. Asociación Española de Terapia Gestalt, es hoy en día la que tiene un mayor número de miembros(más de 1000 en la actualidad) comparado con el resto de las asociaciones de terapeutas que hay en España y que integran las F.E.A.P. En ésta es donde nos encontramos todas las escuelas de psicoterapia más relevantes.
    Para alguien que, una vez hecha la formación en terapia Gestalt, quiera ser miembro psicoterapeuta de las F.E.A.P. (Federación Española de Asociaciones de Psicoterapia) – obtendrá una titulación que cumple los requisitos exigidos por las Asociaciones de psicoterapeutas europeas- y que definen con nitidez esta especialidad de la psicología.
    Para ello tendrá que cumplir una serie de criterios que son exigidos por todas las asociaciones que conforman la F.E.A.P. y que os comunico a continuación.

    La Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas (FEAP) agrupa en la actualidad a 55 asociaciones que acreditan más de 2.500 psicoterapeutas en nuestro país.
    Para ser acreditados en FEAP, los psicoterapeutas deben cumplir los criterios mínimos comunes a todas las acreditaciones establecidos en el Artículo 21 de los Estatutos de FEAP que se incluyen a continuación y ser admitidos como miembros psicoterapeutas por alguna de las asociaciones miembro de FEAP (cuya información detallada está disponible en el menú desplegable “asociaciones”, tanto por orden alfabético como por las secciones a las que pertenecen), ya que son estas asociaciones quienes verifican este cumplimiento y tramitan la acreditación ante FEAP.

    Artículo 21.- Criterios mínimos comunes a todas las acreditaciones.

    1. Será necesario estar en posesión de una titulación universitaria para acceder a la formación como psicoterapeuta. La Licenciatura en Psicología y la Licenciatura en Medicina y Cirugía son consideradas las más adecuadas para el acceso a la formación. A los Médicos especialistas en Psiquiatría y los Psicólogos especialistas en Psicología Clínica podrá computárseles, para su acreditación como Psicoterapeutas, la formación teórica, técnica y clínica en Psicoterapia, así como la práctica clínica, la supervisión y las actividades prácticas en Salud Mental que hayan realizado en el curso de su Especialización, siempre que las acrediten documentalmente de forma específica y sean consideradas suficientes por la Asociación que les acredite como Psicoterapeutas. Los Licenciados en Psicología y Medicina y Cirugía habrán de acreditar documentalmente experiencia y formación profesionales durante 4 años en el dominio de la Salud Mental, pública o privada, aportando documentación o certificaciones de ello que habrán de ser consideradas suficientes por la Asociación que les acredite como Psicoterapeutas. Dicha experiencia podrá haber sido adquirida tanto antes de acceder a la formación como psicoterapeuta, como culminada en el curso de la misma.

    2. Un mínimo de tres años a tiempo parcial, en el período de post-grado universitario, dedicados a la formación teórica, técnica y clínica en Psicoterapia y a la adquisición de las habilidades básicas del psicoterapeuta, a través de cursos y seminarios, con un mínimo total de 600 horas. Incluirá -si no ha formado parte de la formación universitaria de acceso- al menos 50 horas de conocimientos fundamentales de las diferentes modalidades y orientaciones de la psicoterapia. Los contenidos mínimos de la formación serán propuestos por la Junta Directiva y aprobados por la Asamblea General de la FEAP en función de los compromisos suscritos por la FEAP con asociaciones y federaciones de rango europeo y/o internacional y la experiencia acumulada en la formación de psicoterapeutas en España.

    3.- Un mínimo de dos años de práctica profesional como psicoterapeuta, debidamente supervisada. Al menos incluirá el tratamiento de dos casos y un mínimo total de 300 sesiones de tratamiento y 100 sesiones de supervisión de dichos tratamientos (de las cuales al menos 50 serán supervisiones individuales en las modalidades de psicoterapia individual). La supervisión de la práctica profesional habrá de realizarse con psicoterapeutas expertos acreditados como tales por las respectivas asociaciones de psicoterapeutas. En las modalidades de psicoterapia que así lo permitan, podrá desarrollarse la práctica profesional supervisada conjuntamente con co-terapeutas expertos. Las secciones de la FEAP podrán elaborar unos criterios mínimos que deberán reunir los supervisores, de acuerdo a la especificidad de cada sección, y así mismo
    determinar si la práctica profesional a que se hace mención en este epígrafe debe venir precedida de parte
    de la formación teórica, técnica y clínica y en qué cuantía.

    4. Un mínimo de seis meses de actividades prácticas en entornos públicos o privados de Salud Mental, en los cuales el psicoterapeuta en formación pueda tener experiencia directa de la clínica psicopatológica, permitiéndole tomar contacto directo con las diferentes formas de manifestación de los trastornos mentales, y los distintos profesionales que intervienen en la Salud Mental.

    5. Un mínimo de 50 horas de formación, que permitan a los alumnos identificar y manejar adecuadamente su implicación personal y su contribución al proceso de la Psicoterapia, mediante métodos que contengan elementos de autorreflexión, terapia o experiencia profesional.

    6. Otras titulaciones universitarias –de primer y segundo ciclo- constituyen la vía de excepción, al no ser ni la más habitual, ni la más recomendada, para acceder a la formación de psicoterapeuta. Por ello, quienes posean estas titulaciones y opten a su acreditación como psicoterapeutas habrán de cumplir los siguientes requisitos complementarios:
    a) Haber cursado durante sus estudios universitarios las disciplinas de Psicología Evolutiva, Psicología de la Personalidad, Psicopatología y Diagnóstico Diferencial. En el caso de que estas disciplinas no figurasen en su currículum académico, deberán acreditar un número equivalente de horas a las que se imparten en las carreras de Psicología y Medicina en las materias anteriormente citadas, todo ello no computable para las 600 horas requeridas en el apartado 2), por considerarse formación de acceso.
    b) Haber acreditado un tiempo mínimo de experiencia y formación en Salud Mental, en contexto público o privado, de 10 años en el caso de los titulados de segundo ciclo y de 12 años en el de los titulados de primer ciclo.

    7. Los conocimientos y habilidades prácticas de los psicoterapeutas en formación serán valoradas, al menos al final del proceso de formación. Superar dicho proceso de valoración será necesario para poder solicitar la acreditación que la FEAP avala para el ejercicio de la psicoterapia en una orientación o especialidad.

    8. Para la correcta aplicación de lo dispuesto en este Artículo, el término “sesión”, si ha de computarse en horas o viceversa, será considerado equivalente a 45 minutos.

    9. Las Secciones de la FEAP podrán elaborar criterios complementarios sobre la realización por los candidatos a psicoterapeutas de psicoterapia personal u otros procedimientos que garanticen la capacitación personal del terapeuta, durante un período suficiente, así como la adquisición de las condiciones que les permitan un pleno aprovechamiento del proceso de la formación y como condición para un ejercicio profesional saludable y ajustado a las exigencias éticas con el paciente.

    (Esta información la encuentras en: http://www.feap.es )

    • Miguel Blanco noviembre 8, 2012 a 12:00 #

      ¿Los elevados requisitos de entrada garantizan la eficacia del tratamiento? Como argumento de márketing es impresionante, pero como argumento lógico queda un poco cojo. Hay una falacia de apelación a la autoridad, y otra de apelación al número. No dicen absolutamente nada de la eficacia de su tratamiento. En la Universidad de Zaragoza hay una Cátedra de homeopatía, y se imparten másters en esta pseudociencia que no tiene ningún contacto con la realidad médica, química o farmacológica existente, conocida y basada en evidencias científicas demostradas.

      La terapia Gestalt (no confundir con la psicología de la escuela de Berlín) es una chifladura en toda regla. Lamento la claridad de mi exposición, que quizá provoque urticaria en algún comentarista de este magnífico blog.

      Un saludo.

      • Adrián Gómez enero 7, 2014 a 19:44 #

        A mí, como psicólogo, me parece lamentable ver cómo tantos y tantos de mis compañeros de profesión se apartan del camino del rigor científico.
        Personas como Miguel Blanco, que no son psicólogos, tienen que defender el sentido común que les falta a muchos de los que, se supone, si lo son…
        Es triste ver el modo en el que compañeros (como David) incurren constantemente en falacias que son de 1º de Bachillerato. Por favor… ¡Somos psicólogos! ¿No llega usted ni a poder argumentar sin pegar esos patinazos?
        Es sorprendente como nos hemos dejado el rigor por el camino y hemos caído en el “todo vale”. La falta de criterio científico es un verdadero lastre para la disciplina y para los pacientes.
        Ciñanse a la evidencia científica por favor, a las terapias validadas empíricamente, al apoyo experimental.
        Es eso o caer en la charlatanería.

        • Miguel Blanco agosto 16, 2014 a 22:38 #

          Adrián: totalmente de acuerdo, aunque el comentario llega algo tarde para que los aludidos te respondan.
          Saludos.

  23. David noviembre 10, 2012 a 20:50 #

    A mi Esparquio me gustas mas cuando ni usasel pseudónimo de Miguel Blanci

    • eparquio
      eparquio noviembre 11, 2012 a 16:07 #

      Estimado David, respeto profundamente tus opiniones y las aportaciones que haces al debate; algunas las comparto y otras no, pero en eso consiste un debate enriquecedor. No borro ningún comentario e intento me gusta que las aportaciones vengan más de ustedes que de mí mismo para que esto no se convierta en una especie de monólogo. Pero te voy a pedir que no me faltes el respeto, de la misma manera que creo no habértelo faltado yo a ti.

      Un saludo

  24. David noviembre 11, 2012 a 21:54 #

    Tienes razón me he pasado, mis disculpas por un comentario estupido que he hecho, espero que las aceptes y no volverá a suceder
    Saludos

  25. Loren noviembre 21, 2012 a 14:39 #

    David, enhorabuena por tus comentarios. Sin duda alguna estoy completamente de acuerdo con tus argumentos. Y aunque no fuera así, creo que los has defendido muy bien.
    También me han aparecido muy interesantes las aportaciones de Jorge Campo.
    Miguel: sin entrar en guerra (que creo que ya se te han abierto bastantes frentes) y por supuesto, porque creo que desde tus fundamentos empíricos racionales, argumentas francamente bien; he de decirte lo siguiente: sí. Si basamos esta discusión en que la corriente congnitivo-conductual es la más eficaz por evidencia científica, estoy de acuerdo. Nada que objetar.
    Pero no estoy de acuerdo en que porque la base empírica y científica sea lo único que determine la eficacia de un tratamiento psicológico. No olvidemos que hay psicólogos cognitivo-conductuales que son francamente pésimos y psicólogos gestálticos, sistémicos o psicoanalistas que realmente son dignos de admiración y que miles de pacientes lo han confirmado -y está comprobado- (que en última instancia en mi humilde opinión son los que tienen que decidir si el tratamiento que recibieron fue bueno o no.

    Entiendo lo que queréis decir cuando habláis del peligro del intrusismo, de las barbaridades que se pueden llegar a hacer cuando alguien monta su consulta sin la formación y experiencias acordes a lo que el paciente necesita y a lo que tiene derecho. Sin embargo, no por el hecho de que la corriente sea congnitivo-conductual significa que la terapia vaya a ser eficaz para ese paciente en concreto. Lo único que garantiza es que el diagnóstico,las técnicas y el tratamientos están avalados científicamente, pero ya está. No me parece suficiente como para que yo como psicóloga (o incluso)yo como paciente, pueda afirmar rotundamente que es la única corriente eficaz.
    Un saludo a todos.

    • Miguel Blanco diciembre 4, 2012 a 18:41 #

      Loren, gracias por tu comentario.

      Estoy de acuerdo en casi todo lo que dices. Sin embargo, desde el punto de vista científico, es necesario aclarar los siguientes puntos:

      1. La efectividad de una terapia (no sólo las psicológicas, sino TODA terapia, como las fisioterapias, etc.) debe (debería) ser comprobada mediante estudios doble ciego que garanticen su efectividad. Este requisito no se da en varias terapias que no voy a citar.

      2. Como tú apuntas, la eficacia de la terapia no implica la solvencia, saber hacer, empatía y otras características necesarias del terapeuta, desgraciadamente. Este asunto tampoco es exclusivo de la psicología, pues podemos encontrar médicos, enfermeros y otros profesionales de la salud bastante desagradables y, quizá, torpes.

      3. Hay que distinguir entre lo satisfecho que esté un paciente después de recibir una terapia y lo “curado” o recuperado que esté de sus trastornos. Esto segundo debería ir acompañado de lo primero, pero no necesariamente al revés.

      4. Como pacientes, y además suponiendo que generalmente estamos desinformados, tenemos el derecho de ser tratados por el terapeuta con el tratamiento más eficaz, sin que sea éste necesariamente el de la escuela a la que se adscribe, algo que además creo que es un artículo del Código Deontológico.

      Dice el gran Ramón Nogueras (tipo simpático e inteligente donde los haya) que los psicólogos tienen tantas ganas de ayudar a la gente que en muchas ocasiones se usan técnicas “variadas”: silla caliente gestalt, etc. Supongo que así las terapias son más divertidas o amenas. Sin embargo, creo que de usar (¿exclusivamente?) técnicas avaladas científicamente, los tratamientos serían más cortos y económicos. Eficacia, eficiencia, profesionalidad, servicio.

      Un saludo.

  26. Maria Camila noviembre 23, 2012 a 16:49 #

    Completamente de acuerdo, con Jorge, Loren, David y Lucía! Yo defiendo el eclecticismo, la llamada Terapia Multimodal de Lazarus, porque con ella no se descartan las teorías, sino que se utiliza la mejor dependiendo el tipo de paciente que es, su historia de vida, el problema que presenta, etc.
    Por otro lado, no estoy de acuerdo en que todo sea blanco o negro, cuando hablamos de PERSONAS, que no son iguales, que se diferencian desde su estructuración neoronal. Incluso los gemelos, que tienen muchas características biológicas idénticas, no son dos personas iguales, por lo que no se puede “medir” al ser humano como si fuera una ciencia exacta. Si fuésemos tan exactos y predecibles, la parte subjetiva, emocional de la gente no existiría, y cosas como los asesinatos, las muertes y las guerras, tampoco existirían, ya que todos seríamos puramente razón, control y exactitud.
    Adicional, me llama la atención que gente que no ha estudiado Psicología, que nunca en su vida ha estado con un paciente, o ha trabajado en el campo laboral conociendo la historia de vida de candidatos a un puesto, o ha estado con niños, docentes y padres de familia en una institución educativa, asegure tantas cosas de manera tan insistente, como desesperado, siento como si tal fuera la necesidad de tener las cosas claras y perfectas, que muestra una inseguridad exacerbada, como si quisiera dejar en claro que verdad no hay sino la suya, y que el mundo es uno, rigído y ajustado, nada mas lejos de la realidad del mundo, lleno de contrastes, “excepciones a la regla”, en fin, una mezcla de gente, razas, historias, genes, culturas, que son cualquier cosa menos completamente objetivos y controlados.

  27. David noviembre 23, 2012 a 22:54 #

    Hola Camila, como bien dices una cosa es dar clase sobre historia del baile, hacer estudios antropológicos sobre tipos de baile y su transmisión cultural entre generaciones y otra cosa es bailar y divertirse con ello….
    Saludos

  28. Javi noviembre 26, 2012 a 19:57 #

    Y para un profano como yo, ¿podría alguien aclararme qué tipo de psicólogo vendría mejor para ayudarme a dejar una adicción?
    Hoy he ido a un psicólogo, primera visita, y me dice que él trabaja la psicología positiva. Eso suena bien, pero claro, es fácil llevando el apellido positivo.
    Y digo yo, hay algún tipo de psicología mejor que otros para superar adicciones?

    • eparquio
      eparquio noviembre 27, 2012 a 10:19 #

      La psicología positiva no es un tipo de tratamiento, es una rama cuya labor se define por ayudar a las personas a mejorar su salud y su felicidad, no a tratar problemas clínicos. Los tratamientos más eficaces en adicciones son los cogntivo – conductuales, y los datos apuntan a que es el componente conductual el que resulta crítico en la terapia. Saludos.

  29. MaríaF noviembre 30, 2012 a 10:03 #

    Soy psicóloga y no he abierto un consultorio precisamente por no tener la formación. Espero más adelante, ya que recientemente he adquirido el gusto. Comparto ligo con mis colegas. Saludos desde México.

  30. David diciembre 2, 2012 a 21:06 #

    La adicción desafortunadamente es algo mas complejo que una serie de comportamientos y pensamientos indeseados a corregir. Si se permite la metáfora ” es buena idea eliminar la fiebre pero la clave esta en eliminar la infección y di pertenece a algo conocido fallos inmunilogicos, órganos que no funcionan, etc intervenir sobre ello”.
    La adicción al ser algo que ha sido elaborada por la persona en su ciclo vital y entorno ( no es un bicho con el que nacemos, algo tipo virus que nos entra ni un castigo divino” guarda relacion con la personalidad y la dinámica familiar y social de esa persona.
    El origen es similar aparentemente, una sustancia relacionada con divertirse ( salir de fiesta, compartir un grupo en un parque, etc) o ” hobby” ( juego, prostitución) aunque pasada la luna de miel llega la dependencia. Según la persona puede aliviarle de una insatisfacción, puede ayudarle a ” evadirse” de una dinamica familiar afixiante, puede ” ayudar” a transitar un hecho traumático que la persona no puede asumir, puede darle una identidad ( fiestas bacaladeras), puede “ayudarle” en lo que no es capaz ( la marcha, la ” seguridad y labia” de la cocaína) puede aturdirle y relajarle ( el alcohol)…. Tristemente cobra un significado y un valor unido a la dependencia fisiológica en muchas de estas adicciones, con mayor tolerancia y desgraciadamente consecuencias fisiológicas algunas relacionadas con la parte ” neuropsicología” y las consecuencias sobre funciones básicas que se alteran inhibiendo o potenciando de forma indeseada aspectos como la agresividad, tristeza, deshinibicion, emociones….
    La familia, pareja y amigos del no son ajenos, este problema se instaura también en las relaciones, las modifica y algunas de ellas como la hiperproteccion o la critica o la des confirmación ( por citar algunas) suelen mantener mas que ayudar a solucionar lis problemas.
    Búscate un centro con una perspectiva integral, medica y psicologica, que apoye la deshabituación con agonistas o antagonistas ( según sea la sustancia) que trabaje tu dependencia en relacion a lo que significa en tu vida, lo que te da y te quita, que la terapia ayude a superar de forma sana lo que la adiccion cubre de manera insana y que apoye a tu entorno de familia, pareja o amistades en comí enfrentarse a esto y cambiar también ellos para que te ayuden a cambiar a ti.
    Saludos

    • javi diciembre 6, 2012 a 13:50 #

      ok, muchas gracias

  31. Carol diciembre 6, 2012 a 10:24 #

    Me encantaría compartir con todos ustedes este video. No adelanto nada, quien tenga un rato… ahí lo dejo.
    Un abrazo fuerte

    http://www.youtube.com/watch?v=uvdkAtFLEU8

  32. Adrián Ruiz Nieto agosto 12, 2013 a 20:15 #

    Yo no soy psicólogo, soy educador social, trabajador social y tengo una larga formación en terapia familiar, iba a decir sistémica pero he tenido la suerte de medio conocer a los psicoanalistas, los estructurales, los sistémicos puros, los constructivistas, las terapias breves… al final, y disculpadme si voy a decir algo fuera de lugar, es que todo es válido. Cuando trato a un menor, a una familia, a cualquier sistema, estructura de relaciones, cualquier conflicto, lo único que me queda soy yo mismo. Soy mi única herramienta y todo me sirve. En una sola sesión puedo ser estructural, breve, sistémico, apasionado del arte, mecánico y lo que haga falta ser para ayudar a la familia. Cuando tienes a alguien delante, hasta saber de fútbol, de novela adolescente, de música, es perfectamente válido si a la familia le sirve. Saber que la concentración y la paciencia es fundamental para un adolescente con TDAH aficionado al parkour, causa efectos mágicos in situ. Perdonadme de nuevo pero a mi tanta etiqueta, tanta especialidad, tanta palabra técnica, tanta objetividad, creo que nos hace perder la perspectiva. Tuve la suerte de de dirigir una sesión con la técnica del equipo reflexivo de Tom Andersen (con compañeras psicólogas, maestras, trabajadoras sociales…) y ahí fuimos a por todas en una sola sesión. Si algo objetivo se puede sacar de esa sesión fueron las muestras de gratitud de esa familia. Y no hubo más sesiones. Hay que darlo todo en una sola sesión, ¿qué es eso de prescribir x sesiones? ¿no debería ser la familia la que decidiera si necesita otra sesión? Hablemos de negocio entonces amparándonos en nuestro estatus de “expertos”, en poseedores de toda objetividad como si los problemas humanos fueran objetivos. Hablemos de la incompetencia del/la “profesional” que necesita al paciente. ¿Eso no viene en el código deontológico no? En fin… A pesar de mi opinión, confío en la profesionalidad y responsabilidad de mis necesarios compañeros/as y amigos/as psicólogos/as.

  33. César Cuenca Cáceres septiembre 3, 2013 a 18:46 #

    Bueno, después de leer todos los comentarios me gustaría decir que el artículo me parece correcto, coherente y adecuado.

    Por otra parte el enfoque de Miguel Blanco es el que deberíamos tener todos los psicólogos si realmente pretendemos apartar a toda la basura pseudocientífica que ensucia la profesión. Gracias por tu claridad de ideas a pesar de no ser psicólogo y es que la ciencia es un método común para todos los científicos. Es lamentable que haya muchos psicólogos que habíéndo obtenido su titulación universitaria no hayan comprendido nada de lo que implica trabajar siguiendo el método científico y se dispersen en “corrientes” a cual mas peregrina y pretendan justificarlo con argumentos tan tristes como la eficacia subjetiva del paciente o del profesional. Para ganar dinero engañando a la gente solo hace falta abrir una consulta de tarot y no hace falta estudiar tanta pseudociencia. Me gustaría dejar claro que en psicología no hay “corrientes” de terapia, la única terapia que hay es LA QUE FUNCIONA y para ello debe demostrarse con requerimientos científicos doble ciego. Lo demás, llamarlo como queráis, son patrañas. Pasa igual en medicina, muchos dicen que si medicina alopática, que si medicina natural. Sólo existe una medicina, la que funciona y sabe porque funciona. A eso es a lo que debemos aspirar.

    Con respecto a David, ha hablado de su impresionante currículum, estudios y experiencia, pero eso no es un argumento que demuestre que sus postulados sean científicos y sirvan, eso es recurrir al argumento de autoridad. En ciencia eso no sirve, las cosas hay que demostrarlas con evidencias, da igual que lo diga el papa o el monstruo del espagueti volador, nadie es mas que nadie, el valor lo da el peso de las evidencias. Esta profesión debería estar mejor regulada y dar cabida al conocimiento cierto y no a las creencias variadas de cada corriente y a la visión romántica que cada profesional quiera tener.

    Un saludo.

    • Miguel Blanco septiembre 25, 2013 a 15:16 #

      Estimado César,

      Muchas gracias por tu comentario, que me llena de satisfacción y que suscribo plenamente. Un saludo.

    • Adrián Gómez enero 7, 2014 a 19:49 #

      Compañero, solo te digo una cosa…
      ¡Nos tienen rodeados!

  34. Daniorte Aniorte mayo 21, 2014 a 14:57 #

    Cualquier persona que lea con sentido crítico y sea consciente de las falacias habría dejado de leer las argumentaciones del usuario david hace tiempo. Miguel Blanco solo ha hecho pedir argumentos y destacar falacias, lamentablemente aquellos que no se percatan de las falacias caen en la trampa del adoctrinamiento.

    Saludos.

    • Miguel Blanco agosto 16, 2014 a 14:37 #

      Gracias. Estoy completamente de acuerdo. Un abrazo.

  35. Elaine Q. noviembre 24, 2014 a 18:05 #

    mmm … colegas a veces es bueno diversificar nuestras lecturas para no enclavarnos en la visión de un solo autor o corriente psicológica o filosófica, todas las corrientes mencionadas fueron ideadas por un ser tan mortal como cualquiera aquí, todas en diferentes épocas, con diferentes intenciones y desde diferentes culturas…Tal vez les podría interesar leer a Kenneth Gerger en “El Yo saturado” “invitación a la construcción social”, o a Harlene Anderson “conversación, lenguaje y posibilidades” o si a alguien le interesa y no tiene miedo a retar sus propias estructuras mentales vayan a la página de: Instituto Kanankil o Houston Galveston Institute y encontrará una enorme cantidad de posibilidades para abordar la psicología y la salud mental desde las prácticas posmodernas de terapia…tu visión nunca volverá a ser la misma!! Saludos

  36. Miguel Ríos enero 21, 2015 a 4:03 #

    Hola! Desde que comencé mi blog he querido escribir un artículo como este para que los pacientes se den cuenta y eviten a los charlatanes y a los ineptos, pero creo que tu artículo es bastante bueno. Mejor voy a hacer un meta-artículo sobre el tema porque ya hay bastante escrito; creo que el tuyo va a ser de los destacados. :)

  37. Tania Estapé abril 12, 2015 a 11:17 #

    Como Psicóloga Clínica y doctora en psicología, felicito al autor de este post, y creo que debemos darle difusión pues estamos sufriendo mucho intrusismo y debemos defendernos con rigor y seriedad.

  38. Ana mayo 5, 2015 a 22:14 #

    ¿Este artículo es original? Es decir, ¿es tuyo o viene de otra fuente? Encontré el mismo texto en una clínica de psicología de Granada y ahora, al ver esto, me pregunto si lo han plagiado…

    http://noticias-psicologia.cpaaronbeck.com/2013/09/claves-elegir-buen-psicologo/

    • eparquio
      eparquio mayo 5, 2015 a 22:43 #

      Sí, lo han plagiado y ni siquiera han tenido la decencia de citar la fuente original.

  39. lola julio 29, 2015 a 6:09 #

    yo solo quiero saber que tipo de terapia me conviene, creo que mi problema es depresión pero en un grado leve, problemas de autoestima, fobia social, ansiedad, tricotilomanía y creo que tambien trastorno obsesivo compulsivo, pero no tanto, :(, debí haberme tratado desde hace mucho, pero por muchas razones, no lo hice, pero hoy quiero buscar ayuda urgentemente, porque creo que mis problemas ya me están afectando demasiado, no se nada de psicología, pero quisiera saber que tipo de terapia sería recomendable para atender esos tipos de trastornos, no estoy segura de tenerlos, porque no lo e consultado con un profesional, pero he leído sobre esos trastornos y si cumplo con muchas de sus síntomas y en algunos con todas, y me encuentro muy desesperada, también quisiera saber si me recomiendan buscar a un psicólogo o psicóloga de acuerdo a mis problemas, aunque creo que notiene que ver eso pero es que como soy muy tímida, creo que tendría más confianza con una mujer, y creo que ella me entendería más, por ser mujer, me comprendería mejor o ¿ustedes que opinan?, por favor, ojalá y me pudieran ayudar, estoy muy desesperada, y tengo las esperanzas de poder sanar mis problemas o controlarlos, y por eso quisiera saber para no perder mi tiempo, dinero y porque quiero ver resultados, que no me estafen, no saben lo mucho que les agradecería su opinión. Bendiciones para todos!

  40. Psicologos Madrid agosto 4, 2015 a 13:47 #

    En muchas ocasiones los psicologos nos ayudan a resolver problemas y conflictos que por nosotros mismos no podemos resolver. El ser humano es muy complejo y nuestras sensaciones y emociones a veces son contradictorias y necesitamos a alguien que nos ayude a ver más claro el camino.

  41. Marcos septiembre 17, 2015 a 22:33 #

    El psicoanálisis es sumamente complejo y enriquecedor. Arriba leia algo muy gracioso, alguien puso: “No ha podido probarse o se ha probado que es falso?
    Quien lo ha probado? sabía rico o feo?

    El psicoanálisis es un oficio que tiene un método especifico, sus propias singularidades. Y va desde los psicoanalistas más “positivistas” a los más complejos y geniales como André Green, de la sociedad psicoanalítica de París. Este autor ha invertido muchísimos años en dialogar con los mejores científicos, filósofos, premios nobel etc. Denle una mirada a André Green, en lugar de citar a Bunge como monos.

  42. Ignacio noviembre 2, 2015 a 6:22 #

    No puedo creer,la gente aqui tratando de ver que psicologos son buenos o no ,y todos ustedes discutiendo sobre sus escuelas y cual es mejor,hay mejores momentos e instancias para ello.

  43. Charly noviembre 5, 2015 a 23:26 #

    Hola Eparquio. Me ha sorprendido la cantidad de sesiones que dices que debe durar, aproximadamente, un tratamiento. En mi caso he intentado ya con cuatro profesionales distintos. La primera estuve un año y medio, la segunda unos meses porque me di cuenta que era un chanta (como le decimos a un estafador en Argentina), luego probé psicoanálisis durante unos seis meses, me cansé de no ir hacia ningún lado. Y pasé a congnitivo conductual, pensando en algo realmente eficaz, con tareas, con afrontar desafías para cambiar mis pensamientos y mis cuestiones emocionales. Si me a explicado algunas cosas como las que mencionas, otras las he leído, pero la verdad estoy llegando al año de tratamiento y nuevamente siento que estoy perdiendo el tiempo como con el psicoanálisis, pues ha derivado en charlas sin tareas, con sesiones que no siguen un plan.
    La verdad, aunque noto que alguna herramienta gané, en el balance ya está siendo una nueva decepción.
    20 sesiones… ojala :/

  44. Gala noviembre 24, 2015 a 16:59 #

    Gracias Eparquio por un texto tan claro y correcto.

    Lo que me parece bastante preocupante es la cantidad de psicólogos defendiendo corrientes o terapias sin fundamentación científica. ¡Qué pena que tenga que venir un no psicólogo a daros las lecciones que se ve que os saltasteis en la carrera! Normal que la psicología tenga la fama de pseudociencia que a veces tienes, así sólo se hace daño a la profesión.

    Gracias Miguel Blanco por tus aportaciones

  45. Marisa enero 22, 2016 a 20:00 #

    Miguel Blanco, agradezco muchísimo que queden auténticos profesionales cientificistas todavía. En un mundo donde las pseudociencias campan a sus anchas por el panorama académico y profesional, da gusto encontrarse con una persona tan informada y sensata dentro de tu campo.
    Seguiré con atención tus consejos, porque llevo años dando bandazos por las consultas psicológicas sin que nadie se digne a resolver mi problema (diagnosticado) con la más mínima seriedad, ni le de importancia a mi voz como paciente y a mi derecho a tener información sobre los tratamientos.
    Un saludo y muchísima suerte.

  46. Cristóbal febrero 1, 2016 a 2:21 #

    Este tipo de textos sobre cómo escoger psicólogo son necesarios para aclarar a la población cuestiones básicas sobre los psicólogos, más que nada por el elevado intrusismo que existe en nuestra profesión.
    Cada vez los pacientes están mejor informados y la sociedad valora y respeta la Psicología.
    Afortunadamente los pacientes/clientes son los que tienen la última palabra y si les va bien con un psicólogo suelen recomendarte.

    Aprovecho para saludar a todos y todas los que amamos esta profesión.

  47. terapia psicologica lima junio 15, 2016 a 2:06 #

    Felicito al autor de este post !

  48. Patxi Morato septiembre 20, 2016 a 9:39 #

    De acuerdo en todo, excepto en la especie de desmerecimiento del término “psicoterapeuta”. Claro está, y en eso estaremos todas las personas profesionales de la psicología de acuerdo, que es necesaria una formación, una titulación, y una habilitación para ejercer en la psicología en su vertiente clínica/terapeutica, y que hay que denunciar cuando esto no es así, y hay intrusos/as que dañan el prestigio de nuestra profesión. Sin embargo, al menos hoy, yo no encajo en lo que que se llama “psicólogo general sanitario”. Entiendo que esta figura será, cuando exista realmente, un puesto profesional, que más tarde o mas temprano ocupará espacios en los centros de salud de la sanidad pública. Pero lo que hoy hacemos muchos/as los psicólogos/as en consulta privada es psicoterapia, según la RAE:”Tb. sicoterapia. De psico- y -terapia. 1. f. Psicol. y Psiquiatr. Tratamiento de enfermedades mentales, psicosomáticas y problemas de conducta mediante técnicas psicológicas. Tampoco, según mi punto de vista, encajo en el término de psicólogo/a clínico, que creo debería estar reservado a los/as psicólogos/as con PIR o acreditación equivalente. Y por último el término psicólogo/a a secas, es claro que no nos vale, ya que por suerte, ya hay muchos psicólogos trabajando en otras áreas (educación, deporte, organizaciones, etc.). Como decía al inicio, muy de acuerdo con tu texto, y también agradecido por que lo hayas publicado, y que por cierto voy compartir; pero… revindico desde aquí la figura del psicoterapeuta (habilitado para ejercer). Un saludo.

  49. yo octubre 2, 2016 a 16:18 #

    Pues que mala suerte tengo he ido a cuatro psicologos diferentes y ninguno me ha ayudado, perdón, que según todos ellos la culpa por la falta de resultados era mía, tengo fobia social generalizada y después de más de siete años haciendo terapia tengo muy claro que la psicologia no sirve para nada.

  50. miris noviembre 26, 2016 a 1:34 #

    que me dices de la PNL cuando han estudiado para aplicarte la tecnica

  51. Semol diciembre 9, 2016 a 11:25 #

    Hola,

    Llevo tiempo planteándome la posibilidad de ir a un psicólogo y una buena amiga me ha recomendado uno, utiliza una terapia bioenergética, y a ella le está funcionando bastante bien. No entiendo demasiado de psicología y si no he ido antes es por miedo a hacerlo con la persona equivocada, con el esfuerzo que supone.. Podéis darme algún consejo y si esta terapia es recomendable? Gracias

Responder:

Gravatar Image


 caracteres disponibles